Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

r

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

 

EL ENRIQUECIMIENTO  DE LOS FUNCIONARIOS
La acumulación “primitiva”  y la formación de la burguesía
Setiembre 2011

                En otras notas de nuestro periódico socialista nos hemos referido al enriquecimiento de la burguesía poseedora de medios de producción, así como a la formación de las capas burguesas que se enriquecen bajo diversas formas en la sociedad donde los factores de producción están en manos privadas.
                El enriquecimiento de los funcionarios públicos, dirigentes sindicales, de la Justicia y de la pequeña burguesía propietaria de las ciudades o el campo, se produce de manera continua y constante, a partir de la actividad económica que genera el Estado (nacional, provincial o municipal) por las obras públicas y un sin número de licitaciones que realiza en todos los ámbitos de las políticas públicas.
                En la historia reciente hubo numerosos casos de corrupción y algunos llegaron a la Justicia como fue el caso de la Ingeniera Julia Alsogaray pero la mayoría quedaron impunes como el famoso caso de la  IBM Banco Nación. Hubo funcionarios del gobierno Menem que enriquecieron a su grupo familiar y el propio presidente con la suya.
                La información en los diarios del 24 y 25 de agosto informan sobre la declaración del patrimonio de la señora Presidenta, del ministro Boudou  y otros jóvenes funcionarios como el Subsecretario de Transportes, o el secretario de Turismo. Pero no se trata en estos casos de sospechas de enriquecimiento ilícito como podría ser el caso del ex secretario de Transporte,  Jaime, procesado   en la Justicia.
                El principal factor de enriquecimiento del ex presidente Kirchner, y por extensión de la señora Presidenta, radica en su condición de propietarios de inmuebles para renta.
                La acumulación de su riqueza declarada comienza con 7,4 millones en el 2003 y 17 millones en el 2007 para crecer a  $ 70,5 millones en la declaración de agosto 2011. Se trata de dos  emprendimientos hoteleros, de dos inmuebles de propiedad de la señora Presidenta y de 26 que están a nombre de Néstor Kirchner.
                En su declaración consta la suma de 631.219 dólares y 2.384.129 de pesos a plazos  fijos. El ingreso por alquileres, que sería su fuente principal de acumulación de riqueza personal ascendió  –según su declaración- a $ 10.443.125 durante el año 2010.
                Se trata como se ve de una acumulación  rentística de capital, totalmente legal, y si hubiera transparencia y se informara públicamente las declaraciones existentes en la AFIP, seguramente podríamos conocer una larga lista de poseedores de inmuebles en alquiler  desde el modesto Juez de la Corte Zafaroni con 7 u 8 departamentos, hasta una conocida  actriz y animadora televisiva que según agentes inmobiliarios, poseería unos 300 inmuebles en alquiler. Otra larga lista de poseedores de inmuebles aparecería si se conocieran los felices dueños de propiedades en Punta del Este, Mar del Plata y tantas otras.
                El Censo 2010 informa de la cantidad de viviendas existentes en el país pero desconocemos cuántas familias o personas viven en inmuebles alquilados.
                Uno de los aspectos visibles del crecimiento económico actual en el país es la construcción de departamentos  que realizan inversores ya sea para vender o alquilar a valores que no bajan de $ 1.600 mensuales para un ambiente.
                Este modo de acumulación de riqueza es de larga data. Cuando hay políticas de construcción de viviendas de parte del Estado, la especulación inmobiliaria disminuye.  El Banco Hipotecario Nacional sucumbió en la era Menem-Cavallo y hoy el crédito hipotecario bancario es  inalcanzable para un trabajador asalariado.
                Otros funcionarios como el actual ministro de Economía “solamente” aumentaron  un 65% durante el año 2010 por sus ahorros en dólares y por la creación de una empresa inmobiliaria, el mismo negocio de la familia Kirchner.
                También el presidente de la ANSSES  Bossio , un  talentoso joven camporista  de 31 años y su esposa, también funcionaria de gobierno declaran un aumento de su patrimonio de más del 100% en un año, adquirentes  de un departamento de 200 metros en Recoleta donde el metro cuadrado no baja de 1.500 dólares.
                Hay que considerar que los generosos sueldos de los ministros y funcionarios de alto nivel, así como de los Jueces  y otros cargos, como diputados y senadores, se determinan para que no tengan necesidad de ocuparse de sus negocios particulares.  Por otra parte sus funciones de gobierno no le significan gastos de sus bolsillos. Sus sueldos van directamente a plazo fijo ya sea en pesos o en dólares.
                Pero así es el sistema. No califican como corruptelas. Es todo legal.

                Quienes son  productores, terratenientes tipo Reuteman,  comerciantes, financistas, empresarios, y demás poseedores de  medios de producción privada que  acceden a cargos públicos, continúan acumulando capital porque sus empresas continúan en actividad.  Para eso están los asalariados.
                En nuestro país hay numerosos casos de gobernadores que en ejercicio de sus funciones acrecentaron exponencialmente su capital y su riqueza; un rápido ejercicio de la memoria nos lleva a recordar a los Romero de Salta, los Juarez de Santiago del Estero, los Menem, los Saadi y tantos otros que no recordamos. La pléyade de ministros y funcionarios de sus gobiernos que se han enriquecido a su sombra deben sumar miles.
                 Hay una línea lábil entre los negocios legales y aquellos obtenidos por influencias o con participación de los funcionarios que caen bajo la sospecha de corrupción. En Brasil acaban de caer tres ministros, ex ministros de Lula, sospechados de corrupción.
                En el gobierno actual son varios los casos de funcionarios acusados de corrupción; unos han renunciado y unos pocos están bajo la mira de la Justicia. 
                Las vinculaciones entre empresarios, funcionarios de áreas de Obras Públicas y dirigentes sindicales es un entramado de la corrupción desde mucho tiempo atrás. El caso paradigmático es el de la UGFOFE y la Unión Ferroviaria,  pero es igual en el sector marítimo.  También lo es en el ámbito de las Obras sociales y de los organismos públicos como el PAMI. En las licitaciones públicas de obras ya se sabe y se acepta así, están comprendidas las respectivas comisiones. Para eso se requiere un funcionario, un empresario y un dirigente sindical (si el negocio se relaciona).
                Más grave aún es cuando la corrupción llega a los Jueces  y el delito se extiende en las formas más perversas.
                Es verdad que también existen miles de pequeñas corrupciones diariamente; la evasión impositiva es una de ellas. El fraude en la producción de bienes y sobre todo la discrecionalidad  de los  precios en el comercio masivo es también una práctica de la corrupción. Y el pueblo trabajador, asalariado, empleado o pequeño productor es siempre el  principal perjudicado.
                Pero también hubo presidentes y funcionarios a lo largo de nuestra historia, sin hablar de nuestros próceres, que pasaron por la función pública y salieron más pobres de lo que entraron.
                Como hay científicos, maestros, médicos y cientos de miles  de hombres y mujeres trabajadoras que hacen honor a la virtud, y a la honradez  en sus vidas.
               
                El  sistema de acumulación privada de capital  va generando la clase burguesa poseedora de medios de producción y de cambio.  Muchos funcionarios públicos al dejar su función, pasan a ser grandes propietarios de de negocios de todo tipo, desde campos a cadenas de comercios. Los privilegios que brinda la función pública para conocer el entramado del Estado  y las influencias que favorecen los negocios, es la base de la formación de los nuevos burgueses propietarios.
                En los últimos ocho años,  han surgido nuevos grandes burgueses enriquecidos impulsados por el favoritismo oficial en las concesiones de obras públicas
                Hemos analizado en notas desde el 2009 a la fecha la relación que se fue estableciendo durante el gobierno del ex presidente Kirchner con nuevos empresarios vinculados a sus gobiernos provinciales en Santa Cruz. Conforman hoy un grupo selecto de grandes empresarios, banqueros, e intermediarios de empresas multinacionales, exportadores e importadores, que se suman al selecto número de la gran burguesía poseedora, que pugna día a día con otros grupos y corporaciones empresariales por el control del poder, cuyo principal contendiente actualmente es el poderoso grupo Clarín.
               
Servicio público
                Los socialistas entendemos la función pública como un servicio al pueblo.  Quienes ocupen cargos públicos electivos deben tener la conciencia de servir al pueblo.
                Cualquier persona que deba asumir una función pública electiva debiera saber que las tareas que asume no le permitirán continuar con su actividad  económica previa, mientras dure su servicio público.
                La ética es la virtud del socialismo en la función pública.  No habrá funcionarios socialistas sin conciencia de servicio público.

                Las declaraciones de los funcionarios ante la Oficina Anticorrupción no formarán parte de la historia argentina de la Etica pública.