Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

recuperacion Socialista

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

 

BALANCE 2008 - GOBIERNO CRISTINA FERNANDEZ

Enero 2009

            Sintetizamos aquí un análisis sobre un año de gobierno de Cristina Fernández, y en particular los últimos cuatro meses.
            En notas adjuntas desarrollamos lo que ha pasado con la concentración económica en el período Kirchner - Cristina; y en la nota sobre la Crisis del Capitalismo imperialista, damos el marco que caracteriza la situación internacional de este período.
            Cuando caracterizamos la política del gobierno de Cristina Fernández, nos estamos fundamentando en aquellos análisis.

POLITICA NACIONAL

            A partir del desgajamiento político en las filas del kirchnerismo luego de la votación de la 125, el presidente del PJ debió recurrir a nuevas medidas para reagrupar y disciplinar su tropa.
            La redefinición del justicialismo que se inicia con la debacle del menemismo y pasa por la hegemonía transitoria del duhaldismo,, continúa desarrollándose. No es un debate doctrinario, parece imposible para el justicialismo (el "peronismo" de hoy) sentarse a debatir un programa doctrinario en una época diferente en el mundo, y sobre todo, cuando el justicialismo ha abandonado la política industrialista y nacionalista que caracterizó al primer gobierno de Perón (aún con sus limitaciones al final de su gobierno).
            El realineamiento justicialista bajo la dirección del ex-presidente que junto a la presidenta, intenta definir un Modelo pragmático, ha provocado otros desgajamientos ante el horizonte electoral del 2009, resultado de la crisis política por la lucha agraria, que se concentra particularmente en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y  Córdoba.
            La crisis derivada del voto del vicepresidente se ha profundizado y aunque los radicales K sigan como furgón de cola las iniciativas del gobierno, el modelo de construcción política llamado "transversal" ha quedado reducido a una anécdota. El único aliado político del gobierno es el pequeño partido Socialista de la provincia de Buenos Aires, y un contingente de diputados funcionales a cualquier gobierno. Cobos trabaja su propio andamiaje electoral.
            La "Oposición" formada por la UCR residual, la "Coalición" Cívica, que más propiamente debería llamarse la "Colisión" cívica de la señora Carrió,  practican una oposición estridente pero sin un modelo alternativo . Por su parte, el Partido Socialista sin aditamento  podría constituirse en la fuerza principal de una oposición más orgánica y de principios, si desplazara a la señora Carrió como vocera del "antikirchnerismo" de barricada. Pero el Socialismo solo es fuerte en Santa Fe y corre el riesgo de diluirse en acuerdos electoralistas en el período que se avecina, caracterizado por la elección de diputados donde veremos toda clase de alianzas locales.
            Por parte de la Oposición más consecuentemente Liberal, integrada por varios grupos y partidos como el PRO de Macri, L.Murphi y hasta algunos "justicialistas" vergonzantes, procuran aumentar sus fuerzas a partir de una nueva faceta "popular" que le sumninistre votos desde la centroizquierda y la burguesía media que todavía mantiene su ancestral gorilismo, especialmente en Capital y Gran Buenos Aires. No despreciarán tampoco apoyar candidatos de "centro-izquierda" donde carezcan de candidatos potables.
            La calesita electoral del 2009 mostrará toda clase de alquimias políticas de dichos sectores contra el gobierno y dichas fuerzas tratarán de utilizar el conflicto del campo para sus fines electorales.

            Y las fuerzas de izquierda, más sectores del  peronismo , más los numerosos grupos que desde una posición de cambios profundos combaten al gobierno, continúan fragmentados. Y aunque dirigen las numerosas luchas sociales y populares, carecen de la voluntad de unirse en un frente popular para transformarse en alternativa política, integrada y estable, bajo un programa común, que sea visualizada por las grandes masas populares y los trabajadores en particular.
            En particular,  el sector que procura unir Solanas con la CTA, el ex-ARI y ex-diputados, se muestra activa cuando suenan las campanas electorales. Desprecia, en la práctica, cualquier política de frente común con otras fuerzas de izquierda.
            Prejuicios políticos, intereses individualistas, ausencia de una real estrategia liberadora, confluyen para dividir las escasas fuerzas de la izquierda argentina, que juntas, podrían mostrarse electoralmente como el inicio de una alternativa para la clase trabajadora y el pueblo.

            Frente a este panorama político, el gobierno sigue su accionar, si bien, no tranquilamente, porque, debido a la crisis que se ha profundizado en la mayor parte del pueblo, sabe que las medidas de asistencialismo y subsidios, no alcanzan para paliar la desigualdad económica y social que día a día se profundiza entre, la clase burguesa (dueñas de los medios de producción), las clases medias altas que se benefician de la concentración económica, y las clases trabajadoras que luchan a diario por mantenerse con salarios devaluados por la inflación.
            Al finalizar el año, la desocupación registrada ha vuelto a alcanzar los dos dígitos, y al comenzar el nuevo año, los aumentos del transporte y productos de primera necesidad han mostrado las limitaciones de la "caja" que maneja el gobierno, a pesar de la utilización de los fondos de pensión y jubilación.

La crítica liberal

            Desde los grandes medios que defienden los intereses de la burguesía, ya que ellos son a su vez parte de esa burguesía (dueños de medios de producción) como grupo Clarín, La Nación, Ambito, Infobae (recordemos que son medios escritos, visuales, TV y cable, etc.) además de estar vinculados a Universidades), se conduce la opinión pública mayoritaria. Una gran mayoría de la población.
            Liberales vergonzantes (ya no defienden abiertamente la dictadura ni el modelo menemista) o neoliberales "progresistas" como el grupo Clarín, combaten al gobierno y trabajan por otro modelo, más "integrado" al mundo, es decir, sin colisiones con las grandes potencias, para que vengan las inversiones. Combaten sus acercamientos con Chavez o sus "enfrentamientos" con Estados Unidos; combaten las estatizaciones y la política de controles en la economía, etc.  Desde luego, combaten también la corrupción enquistada en el gobierno.
            La crítica de La Nación es frontal. Critica por ejemplo que está creando una burguesía de "amigos", no una burguesía nacional (Morales Solá dixit).
            Y la numerosa pequeña burguesía de las ciudades, arrastrada por la crítica superficial de los medios y temerosa -por experiencia- de los vaivenes de la economía, se suma a la oposición burguesa que controla los medios masivos de comunicación.
            El Liberalismo cuando controla el Estado, siempre sirve a la burguesía.  El Estado en manos liberales, o neoliberales, crea burguesía día a día, más y más. Es la historia  de Argentina, el surgimiento de estas clases, con el capitalismo criollo.

            LA CRITICA DEL LIBERALISMO QUE DETENTA EL PODER REAL EN LA ARGENTINA, NO ES LA CRITICA DE LOS SOCIALISTAS ARGENTINOS.

El modelo "nacional y popular"

            El gobierno y sus seguidores (muchos de ellos ex-menemistas conversos) así como sus principales "espadas" kirchneristas, se llenan la boca de un discurso "nacional", popular y hasta "antiimperialista".
            La presidenta, confunde  Economía con Capitalismo. Y ahora habla del país "profundo" porque anda por tribunas del conurbano, de Tucumán o de Misiones, pero que realmente desconoce.
            El gobierno está creando un nuevo sector de gran burguesía. Desde el poder, ya desde Santa Cruz, han encumbrado un grupo de subordinados o seguidores que se están convirtiendo en parte, pequeña aún, de la clase burguesa dueña de los medios de producción. Si bien no alcanzan aún la envergadura de los grandes grupos económicos tradicionales, están en el proceso de "acumulación primitiva" y asociación, y en los años, serán parte de ellos. Particularmente los vinculados a la explotacion petrolera, como los Eskenazi, a la minería, a los sectores del turismo, del juego, etc.
                Los enormes recursos que le proporciona el juego de los casinos, acumula para "la Corona". El futuro de los Kirchner será como el de los Saá, los Sapag o los Menem. Serán sin duda el poder real en Santa Cruz, donde acumulan como los estancieros de comienzos del siglo XX, como los Braun Menendez, que hoy controlan  el comercio supermercadista de toda la Patagonia, con la tristemente célebre, La Anónima.
             
El poder político de turno procura alianzas con sectores de la pequeña burguesía y de las organizaciones sindicales de trabajadores, para "amortiguar" la lucha de clases. Como los sindicatos argentinos están por lo general en manos de una aristocracia de más de 30 años en el poder sindical, algunos renovados con sus hijos o amigos, les resulta fácil negociar. Por otra parte, la burocracia sindical más poderosa, enriquecida en la época de Menem con las ART y otros negocios, es un sector corrompido que defiende sus intereses aliándose al gobierno de turno, si es justicialista, más facil.

La política internacional

                ¿Y cuál es la política internacional del gobierno?
            En distintas notas de esta página web, hemos ido analizando las características del gobierno Kirchner - Fernández  en materia internacional.
            A partir de la crisis financiera del imperialismo yanqui en su casa, la presidente intentó definirla y confundió la economía pura, con el capitalismo en su fase superior, imperialista, donde el poder financiero es parte hegemónica del sistema; que no lo nombra como lo hace Chavez o Evo Morales, porque simultáneamente con una leve crítica, tiene que salir a pedir inversiones de capital. Como lo hizo en su último viaje a N.York cuando De Vido se reunió con petroleras para interesarles en invertir en la plataforma submarina.
            Su alianza con Chavez es asimétrica en lo político. En las relaciones Estado-Estado Chavez tiene que tragarse varios sapos de su aliada Cristina. Equivocado o no en su táctica, Chavez tiene al menos un proyecto que define como socialista bolivariano. ¿Acaso alguien puede atribuirse la ortodoxia socialista? Es un camino. Se verá en el tiempo.
            Pero los Kirchner son "peronistas", dicen, aunque sea difícil encontrar alguna similitud doctrinaria con Perón. 
            Recibieron la economía repartida por Menem entre  las 4 o 5 potencias europeas y el capital norteamericano que domina varios sectores de la economía nacional. A partir de entonces su estrategia fue negociar, forcejear, procurar ventajas (y comisiones) para lo cual sus itinerarios internacionales fueron de la España de Repsol y Telefónica, a la Alemania de Siemens y VW y Krupp-Thysen, o la Italia de Telecom y Techint, o al Consejo de las Américas donde todavía hay un Rockefeller al mando.
                Cuando escribimos esto se destapan las coimas de Siemens por todo el mundo pero están en marcha dos usinas Siemens por valor de 1.500 millones de pesos y el total de las compras a Siemens de estos últimos cuatro años suma 4.500 millones de pesos.
            La reindustrialización argentina puede esperar. El superavit de la balanza comercial y fiscal se destina a subsidiar las grandes empresas del transporte y la energía.
La política internacional de Fernández se "abre" ahora a Rusia, agresivo imperialismo que reivindica los zares cuyas imágenes recorrió Cristina en el Kremlin cuando paseaba con su gorro de zorro plateado.
            El gobierno necesita inversiones y negocia también para meter a los rusos en el negocio petrolero donde ellos tienen sus amigos.
            Hace muchos viajes relámpagos para la foto como a Egipto y otros países. Se fotografió con Raúl Castro y viajará a Cuba.
            Después llegará el turno para visitar China y preguntar por los prometidos 20 mil millones en inversiones que quedará en la historia como el cuento chino. Mientras, la balanza comercial se ha equilibrado, y nosotros  (en realidad, Cargill, Nidera, etc.) le vendemos más de 5.000 millones en soja y le compramos una suma igual en maquinas, productos electrónicos, otros productos industriales y alguna chatarra y lucecitas de colores para Navidad; de granero pasamos a sojero del mundo.
            En las recientes "cumbres" en Brasil (16/17/12/08) la presidenta lanzó críticas a los Estados Unidos, con una levedad similar a la que acostumbra la socialdemocracia europea.
                Practica una política internacional de la imagen. Ella se fotografía con Lula, Chávez, Evo, Correa, Bachelet, a pesar que siempre llega tarde para las fotos. Pareciera ser que proyecta esa imagen ante el mundo pero la práctica de sus ministros De Vido y Taiana es negociar cada sector de la economía, lo principal de la economía argentina, en manos de empresas europeas y norteamericanas, de las cuales dependemos en alto grado por la tecnología instalada.

El programa económico

            El gobierno ha elaborado medidas económicas neokeynesianas para evitar que se profundice el viento en contra de la economía mundial. Se acabó el viento de cola.
            La estatización de las jubilaciones fue una buena medida. Pasaron varios años de la operación Menem-Cavallo. Y las necesidades de caja parece ser que indujeron a tomar la medida. La ley da vía libre al manejo circunstancial de muchos miles de millones de parte del gobierno. Como hace con los fondos de la  ONCA por ejemplo. Su uso discrecional y mal empleado, puede ser una bomba de tiempo frente al incremento exponencial de la clase pasiva. El paquete económicos de financia con ese dinero que vendrá de los aportes privados.
            Por supuesto que no coincidimos en absoluto con la crítica del liberalismo desde la Nación, Infobae, Ambito Financiero, o las neoliberales progresistas de Clarin, sobre la estatización de las jubilaciones.
            La ley de blanqueo de capitales contiene cláusulas que serán perfectamente utilizadas por todo el dinero saqueado en los últimos años -desde Menem hasta hoy- además de facilitar la tarea del narcotráfico que volverá a construir hoteles de 5 estrellas, Casinos o bien, a comprar tierras que la crisis agropecuaria está poniendo en remate.
 Otras medidas tienden a volcar al consumo dos o tres mil millones de pesos en diciembre, enero y febrero para reactivar el turismo y el consumo de primera necesidad.
             La suma de dinero anunciada para obras públicas no está mal, si  no fuera una improvisación completa; deberían destinarse a obras claves de desarrollo en el interior del país, donde muchas obras esperan los fondos hace décadas. El gobierno, como los anteriores, destinan más dinero a la concentración metropolitana de la Argentina que al resto del país.
            Las facilidades para la venta de autos 0 km benefician al sector de la clase media que está bien, no al trabajador cuentapropista ni microempresa que no puede pagar esas cuotas y debe seguir con su auto usado, de varios años.
            Sería más criterioso subsidiar la compra de materiales de construcción, ya que son decenas de miles de familias que con enorme sacrificio tratan de mejorar sus precarias viviendas, en particular en el gran Buenos Aires y el interior. Y si tuviera una verdadera estrategia industrialista, debería desalentar la industria automotriz y potenciar la reconstrucción ferroviaria y su industria, que absorbería la mano de obra desplazada.
            Pero la falencia más grande de este gobierno es el olvido total a la reindustrialización del país, atrasado en los niveles de los '80. No existe una estrategia de reconstrucción industrial masiva que daría cientos de miles de puestos de trabajo industrial. Tan solo la reconstrucción ferroviaria en la Argentina crearía 100.000 puestos de trabajo inmediato.
            Contrariamente, estamos adquiriendo bienes de capital que podrían construirse aquí, locomotoras, tractores, máquinas herramientas, reconstrucción de Astilleros, y equipos industriales para reactivar la producción industrial y disminuir la importación de esos bienes.
            La política de convertir ahora a Aerolíneas en empresa estatal, es una nueva hipoteca, por la sencilla razón que no tenemos la infraestructura industrial aérea que -por ejemplo- tiene Brasil. Cada turbina a reparar hay que enviarla a EE.UU. y el mantenimiento de las naves las pagaremos con más déficit interno. A.A. tiene un deficit diario de 4 o 5 millones de pesos. En lugar de nacionalizar ahora, debería recuperar y reconstruir el polo industrial aéreo de Córdoba, desmantelado desde la Dictadura hasta la fecha, pasando por el menemismo.
                Una verdadera política nacional de este gobierno, debería contemplar en primer lugar, la recuperación total de YPF y comenzar de inmediato la exploración de nuevos recursos en tierra. Desde Menem hasta hoy, no se ha descubierto un solo pozo petrolero de importancia y la producción viene cayendo año a año.
 Y los lazos del kirchnerismo con Repsol son, como se sabe, muy estrechos. (Leer nota YPF)
 En síntesis, las medidas económicas adoptadas por el gobierno van en la dirección de tapar los baches de la crisis que en parte es derivada de la crisis norteamericana pero que en lo esencial, se basa en la inevitable e insostenible política de subsidiar la pobreza y la miseria, por falta de reindustrialización y de creación de nuevas fuentes de trabajo, que es el déficit principal de este gobierno en materia económica.
Cuando la actividad "normal" se reinicie en Marzo 2009, las arcas estatales estarán más escasas y la gran industria que requiere de más bienes de capital, volverá a caer en los niveles de producción, comenzando por la producción de acero, que hay que decirlo, está extranjerizada, y se profundizarán las importaciones de bienes industriales intermedios.
Y tendrá que pagar toda la deuda externa del 2009 con fondos de la reserva en lugar de emplearlos en la reindustrialización.

                En síntesis, un magro balance del gobierno K de 5 años donde lo nacional y popular brilla en el discurso y las vigas maestras del modelo dependiente desde el menemismo y la dictadura hasta aquí, siguen vigentes. Y la  pobreza y la indigencia siguen castigando a millones de argentinos por un lado, y por otro, la Fiesta de una extendida  burguesía es cada día más evidente.

Los SOCIALISTAS ARGENTINOS convocamos a los trabajadores y al pueblo, a:

- Combatir la corrupción de los dirigentes sindicales corruptos y ganar los gremios desde los      Cuerpos de Delegados;
. Luchar desde los Cuerpos de Delegados por  salarios que superen los índices de la inflación real;
. Luchar por la renacionalización de YPF, Telefónicas, y la transmisión y distribución de la energía;
. Emplear el superavit fiscal y parte de las reservas en dólares, en un poderoso plan de shock reindustrialista, comenzando por la reconstrucción de los ferrocarriles;
. Luchar por un verdadero Federalismo que construya en función de las provincias en infraestructura y obras públicas de generación de energía y asentamiento de industrias;
. Políticas para el crecimiento en las provincias y desaliento para la concentración económica en el área de la Región Metropolitana.
. Descentralización de la economía y descentralización demográfica del conglomerado metropolitano que tiene ya, más de 14 millones de habitantes;
. Reimplantar la Junta Nacional de Granos y Carnes bajo control de entidades agrarias de productores para que la exportación agrícola - ganadera  sea una política nacional, para negociar de país a país. Consecuentemente, la derogación de la ONCA y el desplazamiento de los pulpos CARGILL, Nidera y otros.
. Diversificación agraria y sostenimiento de la biodiversidad territorial. Política de biocombustibles de cultivos de zonas semiáridas. Política forestal de maderas duras y semiduras utilizando fondos de Jubilaciones.
.  Reconstrucción del Consejo Agrario Nacional, para la reestructuración parcelaria de la tierra, evitando que la subdivisión hereditaria de las explotaciones, beneficie a los pools de siembra y los terratenientes y grandes empresas agropecuarias.
. Eliminación del IVA en alimentos  de primera necesidad.
. Prioridad a la creación de fuentes de trabajo para los desocupados jóvenes y políticas sociales de contención (Hogares Escuela) para la reinserción social y cultural de decenas de miles de jóvenes que viven en la pobreza y el abandono.
. Combate a fondo del tráfico de drogas y penas severas para los introductores.
. Mayor asistencia financiera a los hospitales públicos y la Escuela pública. No asistencia a la educación privada. Construcción de Escuelas y Hogares Escuelas
en todo el país, particularmente en el Gran Buenos Aires.

. Política internacional antiimperialista real y firmeza en la recuperación de las Islas Malvinas y la plataforma submarina.