Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

recuperacion Socialista

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

YPF - REPSOL
DE MENEM A KIRCHNER y CRISTINA

El 22 de Febrero del 2007 en la Casa Rosada el entonces presidente Kirchner señalaba ante los periodistas:
"Sabemos el genocidio que pasó nuestra industria petrolera, la increíble privatización (...) Si YPF hubiera quedado en manos nuestras estaríamos recaudando (...) entre 20 y 25 y hasta 30.000 millones de dólares por año".
A su lado, Oscar Parrilli aplaudía. Pero es preciso recordar algunos hitos de la privatización de YPF.
El 30 de agosto de 1991 Menem y sus ministros Domingo Cavallo y José Luis Manzano suscribieron una "conciliación" con la provincia de Santa Cruz que _junto a otras provincias- reclamaban una deuda de 480 millones de dólares por regalías petroleras. Por ella, la Nación reconocía la deuda pero el reconocimiento quedaba sujeto a la sanción de la ley de privatización de YPF.
Kirchner, gobernador entonces de Santa Cruz presidía la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos, OFEPHI. El 22 de Setiembre de 1992 (informaban los diarios) los gobernadores de las provincias petroleras, se reunieron en Buenos Aires y a continuación el gobernador Kirchner ofrecía una conferencia de prensa, pidiendo el apoyo para ña privatización de YPF instando a los "disidentes" que al menos, dieran quorum en el Congreso, donde Menem tenía bastante oposición a la privatización, incluso entre diputados justicialistas.
El diario Clarin del 23 de Setiembre, junto a una foto de Kirchner, escribía: "Provincias petroleras hacen lobby por la aprobación". Luego de 48 horas de efectivas presiones, Diputados aprobaba el proyecto de ley, y Parrili, entonces diputado nacional por Neuquén, oficiaba de miembro informante.
Durante el debate, Parrilli: "No pedimos perdón por lo que estamos haciendo (...) Esta ley servirá para darle oxígeno a nuestro gobierno y será un apoyo explícito a nuestro compañero Presidente", Menem.
Un año después, en un libro titulado Cuatro años en el Congreso de la Nación, 1989-1993, Parrilli se jactaba de haber impulsado la privatización; decía: "Hoy YPF es la gran empresa petrolera privada nacional, que domina más de la mitad del mercado de los combustibles."
Dos meses después de sancionada la ley, Cavallo, Manzano, Kirchner y De Vido, firmaron el "acta acuerdo" por la cual se fijó la suma que correspondía a Santa Cruz.
La provincia recibió así en 1993, US$ 654 millones con los cuales la provincia adquirió acciones, que aún están dando vuelta al mundo financiero.

La "nacionalización" de una parte de YPF

¿Qué significa la "nacionalización" de una parte de YPF? Porqué Repsol "vende" una parte de su capital a un grupo empresario argentino?
A fin de diciembre 2007, Repsol-YPF le vende a la empresa Petersen, que preside Enrique Eskenazi, el 14,9% de YPF por US$ 2.235 millones, con opción a otro 10,1%.
Petersen es una firma que ya desde la época de Onganía (1966) se dedica a la construcción (viviendas, caminos, etc.). Petersen ha estado estos últimos años haciendo obras en Santa Cruz, que es la provincia más beneficiada en obras públicas con fondos del presupuesto nacional.

 

 

 

¿De dónde obtiene Eskenazi esa suma de dinero?
Dice la información que de un grupo de bancos y por la propia Repsol, que prestará nada menos que el 45% del monto. ¿Qué es esto? Un nuevo testaferro de Repsol? Se le puede llamar a esto una "argentinización" de YPF?
Si el gobierno Kirchner quiere argentinizar YPF, ¿porqué malgastó diez mil millones de dólares en pagarle al FMI una deuda maffiosa en lugar de recomprar YPF que vale 15 mil? El petróleo argentino

Desde el 2001 desciende la producción de petróleo, de 49 millones de metros cúbicos en 1998 a 38 millones el año 2006, 5% menos que el total de 2004.
De una exportación de 19 millones de metros cúbicos de crudo y combustibles en 1998, las ventas externas bajaron a 6,5 millones en 2005.
Se están explotando casi la misma cantidad de pozos que hace doce años y no se descubrieron nuevas áreas para incrementar las reservas y la producción.
En 1995 las petroleras invirtieron en la apertura de 165 pozos exploratorios. Una década después, solo se abrieron unos 25 pozos.
Las reservas de petróleo alcanzaron un valor máximo en 1999 de 488 millones de metros cúbicos y cayeron a 380 millones en 2006; esto implica reservas para solo 8 años.
En 1992 se comenzó a exportar petróleo, ahora nos encaminamos a ser importadores en 2 años más según la actual ecuación de reservas-producción.
El consumo interno de combustibles registró un crecimiento del 20% respecto a 2003.
La venta de un porcentaje de YPF a Eskenazi, según se informó, implicaría la exploración de nuevos pozos. Habrá que ver, qué significa en realidad esta participación de un capitalista nacional (o testaferro ?) a YPF.

El gas argentino

Argentina presenta una situación límite: la producción parece haber alcanzado un techo; la capacidad de transporte es insuficiente; la demanda interna es creciente; las reservas han caído y las inversiones en el sector exploración son escasas.
La recuperación industrial y del consumo interno a partir del 2002, que igualó el PBI de 1998 recién en 2006/2007 creó la situación actual. El gas pasó a ser el protagonista de la recuperación industrial y el consumo de las grandes ciudades, creciendo de casi 19.000 millones de metros cúbicos en 1998 a 50.000 millones en 2004. En 2006 el ritmo ascendente se cortó, cuando descendió un 1,4%. En el año 2007 fue ligeramente menor al 2006.
Aquel incremento de producción llevó a la Argentina a ser exportador hasta que la mayor demanda interna provocó la disminución de los envíos de gas a Chile. Entonces, volvimos a importar gas de Bolivia, que pasaron de 4 millones de metros cúbicos diarios a 7,7 millones. Está en construcción el gasoducto del Nordeste para aumentar la importación, pero
Bolivia ha dicho que tendrá que poner un tope a sus exportaciones de gas.
Las reservas de gas de la Argentina cubicadas hasta el presente tienen un horizonte de solamente 8 años. Actualmente se está perforando una cantidad de pozos de exploración de gas que es la menor en las últimas tres décadas.
Hay que recordar que toda la extracción de gas y petróleo, que han sido superexplotadas en estos últimos 10 años, provinieron de reservas por exploraciones realizadas con inversiones de YPF estatal. La privatización ha sido la causa esencial del agotamiento acelerado de nuestras reservas gasíferas y petroleras. Con la aquiescencia de Menem a Kirchner.■