Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

recuperacion Socialista

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

SITUACION NACIONAL e INTERNACIONAL
Período Marzo-Octubre 08

            La votación del Senado sobre el tema Retenciones, clausuró un período del gobierno de Cristina Kirchner.  Una alianza heterogénea de ambas partes del espectro político representado en Diputados y Senadores, culminó con los resultados conocidos.
            A partir de entonces, nuevas alianzas en el Congreso habrán de plantearse, como quien gira un calidoscopio ante cada cuestión importante.
            La primera conclusión es que vivimos aún un período de transición entre el modelo Menem-Cavallo-De la Rúa y otro modelo que procura dar forma en esta etapa el gobierno Kirchner-Fernández.
            Un modelo que no cambia las "vigas maestras" establecidas en el gobierno Menem.
            Podríamos enumerar algunas características de este período:

*  El gobierno de Cristina Fernandez  ha cambiado en sus formas; de un discurso admonitorio, sin contacto con la gente y una comunicación "vertical", ha pasado a practicar salidas continuas, a contactarse con la gente y a admitir algunas conferencias de prensa. La Sra. presidenta ha comenzado a recorrer  el país (que poco y nada conocía) visitando algunas fábricas y hablando a la gente desde palcos y paneles empresariales, y habla del país profundo que no conoció en sus largos años de Senadora. El tiempo dirá si es tan solo un maquillaje u obedece a cambios más profundos.

*  El anuncio del pago al Club de París es sin embargo un "sinceramiento" ante la necesidad de reacomodarse con el capital financiero-industrial del primer mundo. Todo el establishment empresario y los partidos del liberalismo más puro, han aplaudido la medida. Pero no olvidemos que ya en su primer viaje a Europa, luego de ser electa, fue a presentarse a los empresarios españoles, y a visitar Alemania de la mano de la VW y la Siemens.
Tampoco abandonó explícitamente la intención de endeudar al país en el absurdo proyecto del tren "bala", en base a un crédito atado por la Elstom.

*  El gobierno nacional luego del tropiezo del Senado, comenzó a reestructurar todo su perfil externo, es decir, reprogramar los pagos de la deuda externa que en lo que resta del año y el 2009 sumaría los 20 mil millones de dólares. Esta reestructuración implica "reamigarse" con los grandes grupos empresarios que de antiguo controlan gran parte de la economía argentina: europeos, estadounidenses, principalmente.

* El Modelo, el de siempre, particularmente de Menem hasta hoy, define en qué consiste la dependencia. La Nación del 5 de Mayo pasado informa:

"la salida de capitales que la Argentina mostraba desde la segunda mitad de 2007 y provocó el egreso de entre US$ 8000/9000 millones entre los últimos días de marzo y el mes pasado.
La estimación, en la que coinciden distintos economistas, muestra que la Argentina retomó en los últimos meses su condición de país exportador de divisas, un rasgo que la distinguió durante muchos años y la llevó a generar lo que los analistas denominan "PBI [producto bruto interno] en el exterior", en relación con la magnitud que alcanzaron fondos que los argentinos mantienen depositados o invertidos en cuentas radicadas fuera del país por desconfianza en
el propio.
Para la contabilidad oficial, los activos externos del sector privado no financiero alcanzaron los US$ 144.310 millones a fines del año anterior, con lo que equivalen a la mitad del PBI argentino, estimado en US$ 280.817 millones, según los últimos datos. Pero esa cifra, naturalmente no contempla el dinero no declarado o en negro, lo que hace que las estimaciones oficiales y privadas suelen duplicar largamente ese monto dando sustento a la afirmación de una economía paralela "en el exterior".
Esto es lo que los capitalistas argentinos se llevan a otros países,  y para La Nación es por "desconfianza en el propio". A esto hay que agregarle el retorno de capitales de las ganancias de sus empresas que en lo que va del año ascienden a más de 6.000 millones de dólares.
¿Quiénes son esos 'argentinos' que se llevan la mitad del PBI  al exterior cada diez años?
¿Porqué La Nación no los nombra¿ Porqué el gobierno no los 'blanquea'?
¿Porqué el gobierno no busca la forma de bloquear el drenaje de capital al exterior?
 

*  Empresas como Benito Roggio que controlan Subterráneos, importan equipos y material rodante Thyssen-Krupp y eléctrico Siemens. Es ahora una de las grandes empresas que pisa fuerte en la U.I.A.
*  Empresas como Petersen, de vieja data, ha dado un gran salto desde su relación con la provincia de Santa Cruz. Ahora tiene el 14% de YPF aunque su "respaldo" financiero está en la banca europea. Dueño de Bancos y empresas forma parte ya de la nueva gran burguesía de Argentina.
*  Techint, el ícono de la industria siderúrgica, sigue invirtiendo en el exterior (ver aparte la nota TECHINT en este sitio); ahora acaba de comprar una siderúrgica en México. Capta 3.000 millones de dólares del exterior para invertir en México. Mientras, en la Argentina falta capital -y voluntad política para reconstruir la industria ferroviaria. Se da el absurdo de un gobierno que subsidia para mejorar algunos sectores ferroviarios en manos de empresas concesionarias.
            Nos preguntamos por qué el gobierno no apela a  empresas como Techint  para reconstruir la industria ferroviaria, con lo que crearía de inmediato, miles y miles de puestos de trabajo para obreros industriales.

*  El gobierno sigue adquiriendo de apuro nuevas usinas eléctricas en el exterior, particularmente SIEMENS.

*  Es que la tradicional dependencia argentina del exterior se basa en la dependencia tecnológica y financiera, que van de la mano del capital imperialista; es que la mayor parte de la tecnología instalada en generación eléctrica, automotriz, petrolera, gas, telefonía, etc. y ahora electrónica se basa en empresas de origen europeo y norteamericano fundamentalmente. Inclusive en materia petrolera cuando en los '60 y '70 se quiso adquirir tecnología rusa, solamente se pudieron importar camiones pesados, ya que el equipamiento tecnológico era fundamentalmente  norteamericanas. En la Telefonía sucede lo mismo respecto a Europa (General Electric, Philips, Siemens, etc.) porque la dependencia tecnológica está atada a la financiera. Es lo que sucedería con el tren bala.

*  Pero la dependencia argentina se completa con el tradicional modelo agroexportador. Ahora nuestro gran comprador de soja es China. En el 2007 la importación total de China ascendió a 5.166 millones de dólares, de los cuales, 3.160 millones es poroto de soja y 1.704 millones de aceite crudo de soja. Trigo, maíz, girasol, y otros tienen un mercado más diversificado. Pero a diferencia de las décadas de los '50 y '60 no tenemos transportes marítimos propios, tampoco tenemos Junta de Granos para negociar de país a país. El negocio exportador es el de Mercados a Término, donde las grandes multinacionales, cuyo mayor ejemplo es Cargill, manejan la exportación con un año de anticipación. De ahí la dificultad que hubieran tenido con las retenciones móviles. Pero China ha igualado ya la balanza comercial con Argentina, con la diferencia, a favor de China que ellos envían productos industriales, maquinaria y electrónica principalmente. La realidad de China donde residen enormes armadurías extranjeras -más que fábricas integrales- explica que lleguen lamparitas de luz con las marcas norteamericanas o europeas, porque aquí, por ejemplo, la Philips no fabrica las de bajo consumo. Y también compiten con un sinnúmero de maquinaria extranjeras (electrodomésticos en particular) por su bajo costo de la mano de obra y porque en las últimas décadas, copiaron toda la tecnología posible y ahora fabrican productos iguales, con sus marcas y repuestos. Basta ver un Catálogo de un Supermercado cualquiera para leer en las ofertas de productos industriales: Origen: China.
           
Cabe preguntarse: ¿cuál es el modelo económico del Gobierno?

   ¿En qué medida está cortando la dependencia de los países industrializados dominantes?
Aumenta la deuda externa; aumenta la emisión de Bonos; pagó al FMI y al Club de París para volver a pedir prestado.
Privilegia su relación con las grandes empresas que controlan lo fundamental de la economía y los servicios en la Argentina, herencia del Menemismo que el kirchnerismo no ha tocado.
Fomenta negocios con sectores vinculados desde sus gobiernos en Santa Cruz, creando una nueva capa de grandes burgueses como Petersen, López (Casinos, petróleo, olivares) etc.
Despotrica contra el "macrismo" y le concede obras públicas y ferrocarriles.
Despotrica contra "el campo" pero no mueve un dedo contra los pooles, contra las multinacionales que controlan la exportación y el puerto sigue privatizado.

 

Podría reinstalar la Junta de Carnes y de Granos para combatir a las multinacionales de la exportación y los pooles,  pero sigue con la ONCAA como una Caja que maneja a su criterio.

 

No reactivó los Talleres ferroviarios destruidos por el menemismo porque las compañias que controlan el Ferrocarril trabajan con bienes de capital y recursos financieros de compañías de Europa.
En el caso del Ferrocarril Belgrano Cargas, sería un caso similar de importar tecnología extranjera que se puede hacer en la Argentina: en este caso sería de China, de acuerdo a la sociedad formada por las empresas de Macri (padre) quien también instaló una armaduría en Uruguay para fabricar un auto chino. 

El período iniciado en Setiembre está marcado esencialmente por los problemas de caja que tendrá el gobierno para pagar los vencimientos de deuda que tiene de aquí hasta fines del 2009. Su viaje a EEUU y sus negociaciones con los acreedores tiende a crear una situación de previsibilidad financiera al año 2009 relacionado con los menores ingresos externos como se presume del presupuesto enviado al Congreso.

Marco internacional

La crisis bancaria e inmobiliaria de los EEUU. aparenta no afectar en forma automática a la Argentina. La profundidad de la crisis que afecta a los EEUU. aún no está definida; el gobierno Bush descargará sobre las clases medias el recupero de los fondos destinados al salvataje de los Fondos de Inversión  en quiebra.
Pero la crisis financiera yanqui se produce en un momento de lucha con los rusos. Mientras los yanquis se han metido en Georgia, los rusos le han devuelto la atención metiéndose en las narices de los yanquis, mediante sus maniobras militares con Venezuela, que adquirió material bélico ruso. El Cáucaso es vital para los rusos y no cederán los acuerdos celebrados a la caída de la URSS en una zona vital para el petróleo.
La intromisión norteamericana en Bolivia, Venezuela y Ecuador y su alianza con el gobierno de Colombia, ha creado una nueva situación respecto a los Estados Unidos.
            En este período, la presidente habló en la ONU y en forma irónica criticó la crisis financiera de Wall Street, definiendo al capitalismo que -para ella- está para producir bienes y servicios, confundiendo básicamente la economía con el  capitalismo, sistema basado en la explotación del asalariado; un concepto elemental que cualquier estudiante de económicas lo conoce; de no ser así, antes del capitalismo, no habría habido producción de bienes y servicios.
            También en el viaje a EEUU el ministro De Vido reunió a los representantes de Shell, Esso, Occidental Petroleum, Cargill, Boeing, Intelsat, Dell, y otros grandes pulpos imperialistas, para pedirles que inviertan en la explotación off shore del mar argentino, donde ya están trabajando Repsol y Petrobras. Entre los "burgueses nacionales" que acompañaron a De Vido estaban los de Tecnhint, del Banco Macro, de Electroingeniería, Eurnekian, Banco Galicia y otros representantes del firmamento de la gran burguesía aliada del gobierno. Se destaca la cordobesa Electroingeniería, que de una pequeña empresa, de Ferreyra, el amigo de Kirchner, ha pasado a ser una gran empresa beneficiada en diversas licitaciones de obras del Ministerio de De Vido.
            En este marco se desenvolverán por un tiempo las relaciones internacionales y marcarán también algunos acontecimientos internos. Particularmente el proceso de alianzas que se producirá para las elecciones del 2009. El gobierno ya no dispone de un barril sin fondo para repartir en busca de alianzas políticas.
Mientras, otro aspecto tradicional de la dependencia histórica, la importación de insumos, agroquímicos particularmente, a ajustado la rentabilidad de la producción agraria, agravando la situación de los pequeños y medianos productores.

Al momento de escribir este informe, las 4 entidades del campo iniciaban un nuevo movimiento de protesta. La Federación Agraria, acaba de realizar su 96 Congreso, donde ratificó un programa de políticas agrarias y definiciones categóricas respecto a la situación nacional. Allí dice:
"Ante este panorama (de empeoramiento de la situación nacional) no queda más que reafirmar la voluntad y vocación de la F.A.A. por ser parte de una construcción popular y colectiva que sea capaz de formular un modelo alternativo de país y de desarrollar la fuerza y la organización necesaria para llevarlo a cabo." 
Esto implica un gran paso adelante de un sector que en su congreso, ha proclamado su voluntad de luchar para no ser "la segunda generación de productores que desaparece", aludiendo a la desaparición de 100.000 productores en la década de los '90.

La nueva protesta del campo se produce ante la grave situación que padecen todos los pequeños y medianos productores y la agricultura familiar, de casi todas las producciones agropecuarias y de economías regionales, ante la caída de los precios internacionales, y el mantenimiento de las retenciones en el 35%, lo que en la situación actual, le quita la rentabilidad a todo productor de menos de 200 hectáreas de la pampa húmeda.
Frente a la protesta, el gobierno pretende continuar con su política de "compensar" según su criterio, a los industriales molineros, frigoríficos y lácteos a través del  ONCAA con el fin de mantener el pan, la leche y la carne de baja calidad, a un precio "popular".
El gobierno a pesar que critica en su discurso a los pools de siembras nada hace contra ellos. Por el contrario, al mantener el sistema actual, favorece la continuidad del sistema de Mercados a Término que practican las multinacionales que controlan el comercio exterior de granos y cereales. La retención del 35% les afecta mínimamente la rentabilidad a los grandes productores y pools de siembras, precisamente porque extienden las superficies alquiladas o arrendadas depreciando el valor del producto.
De esta manera, a la vuelta del año, se provocará la salida de productores del mercado.

El período que se ha iniciado estará también marcado por la incidencia de la inflación que hemos tenido hasta la fecha y que al parecer, disminuye hasta fin de año como resultado de la retracción en el consumo de las clases trabajadoras principalmente.
En el período que analizamos aumentaron la nafta, las obras médicas, la comida fuera de casa, los estacionamientos, los peajes, y un sinnúmero de artículos que no se consideran de primera necesidad pero que forman parte del consumo normal.
Los socialistas argentinos sostenemos que solo un poderoso Frente Popular podrá lograr un cambio profundo e imponer un gobierno de nuevo tipo, para realizar un programa de reformas profundas que recupere la economía y cambie el modelo actual generado en los años '90.

La crisis de Wall Street

Cuando escribimos esto, el estallido de la crisis financiera en los EEUU que marca el final de la Fiesta "americana" y europea de las clases dominantes, tiene sobresaltados a todos los llamados "mercados" financieros, que es la forma que adquirió el capitalismo imperialista en las últimas décadas: la globalización. Aún falta que se vean las colas de desocupados en los EEUU como en la crisis del 29/30. Porque hasta la fecha, el "rescate" de los Fondos de Inversión que manejaron miles de millones de dólares están apagando el incendio.
Los poderosos capitalistas europeos protegen sus propios bancos, procurando evitar el efecto dominó.
Pero la realidad es que lo que se acabó es el viento de cola de la economía mundial, y ahora, las previsiones  estiman el crecimiento entre un 2 y un 5% según los países, para el año próximo. Lo concreto, es que el consumidor medio/alto de EEUU el cambio significa un auto menos en su casa, comprar haciendo economías, viajar un poco menos, lo que en términos simples implica desaceleración de la economía y comienzos de recesión. Igualmente en Europa.
Desde este punto de vista, aquella desaceleración  norteamericana y europea, traerá efectos en cadena. En lo fundamental, a través de toda la dependencia tecnológica y financiera que tienen los países muy dependientes precisamente de tecnología y asistencia financiera.
El capital financiero se pondrá más duro y exigente, y las importaciones de bienes de capital e industriales se encarecerán.
El alza del petróleo a lo largo del año que llegó a 140 dls. el barril  se está pagando ahora, que bajó a la mitad. Ninguna economía industrializada como son los 9 grandes países capitalistas dejará de pasarle al mundo no industrializado la factura de su propio derroche e irracionalidad consumista. Los alemanes y franceses  hacen buena letra con los rusos que le proveen el 50% del gas y petróleo.
En nuestro país, el primer trimestre 2009  sentirá los efectos de la baja productiva en el campo y los ajustes en la industria que ya mostró sus primeros efectos en la industria automotríz, la más dinámica de todas actualmente. La construcción ya ha bajado y los bienes industriales de mediana duración se frenan por la inflación y la pérdida de poder adquisitivo del trabajador.

La "hecatombe"

            La crisis financiera  ha tenido hasta los primeros días de Octubre que cerramos este panorama, los calificativos más apocalípticos.
            Para quienes analizamos desde el socialismo, no creemos que el capitalismo se suicide. El capitalismo imperialista acumula montañas de capital en base a la explotación del salario a escala global y los fondos de jubilación que manejan Fondos de Inversión y Bancos, que en las dos últimas décadas se dedicaron a realizar inversiones golondrinas en todo el mundo.   En la actualidad, hay consumos textiles, electrónicos, y otras mercancías, producidas con una mano de obra de dos dólares diarios. Son más de mil millones de trabajadores desde la India a China o en México, sometidos a la superexplotación asalariada de los grandes capitales industriales; a ello hay que agregar la acumulación generada por el consumo mediante el dinero de plástico, que genera montañas de dinero a los bancos emisores de tarjetas de crédito en todo el mundo. Bancos que son los mismos en todo el mundo. En nuestro país, opera el grupo más importante del mundo, el City Group (Standard Bank aquí) que acaba de quedarse con una de las Inversoras quebradas en EEUU.. También aquí está el poderoso Banco Santander acaba de adquirir un banco en Inglaterra.
            En Argentina no habrá corrida por las circunstancias coyunturales. Las consecuencias serán otras: paulatino descenso del consumo y recesión, particularmente en la construcción y en la industria automotriz.
            El capitalismo imperialista de los Estados Unidos y particularmente Inglaterra, Alemania y Francia en Europa, no se suicidará. Están sentados en montañas de capital. Descargarán como siempre sobre los trabajadores del mundo, aunque esta vez tendrán que castigar a la clase media/alta que se benefició en los últimos años con el crecimiento económico proveniente de la nueva ola de desarrollo tecnológico, principalmente por las telecomunicaciones, la informática y el auge del consumo de lujo. Las inversiones en turismo internacional, los viajes aéreos, la transformación de los emiratos árabes en colonias de lujo y de placer para los ricos y millonarios, fueron de la mano del petróleo.
           
            Pero la crisis tendrá más picos a partir de la insostenible presencia militar en Irak y Afganistán. El gasto militar tiene su techo aún en los Estados Unidos y la industria armamentista requiere de capitales que por la crisis, no podrá trasladar con la misma facilidad y medida que años atrás.
            Durante años hubo debate en el movimiento socialista internacional, sobre el "derrumbe" del capitalismo. Es verdad que el capitalismo norteamericano emergió de la crisis del '30 recién después y "gracias" a la IIª  guerra mundial. Y actualmente, no deben descartarse conflictos armados en la zona de influencia de Rusia o de EEUU/Nato, donde se enfrentarán indirectamente. Los socialistas sostenemos que los imperialistas llevan la guerra como las nubes el agua de lluvia.
            Pero los Estados Unidos y Europa son también la parte más importante de la cadena del narcotráfico que deja miles de millones de dólares a través del lavado del dinero. Veremos nuevas guerras entre los traficantes de los países productores y los consumidores occidentales.
            También hay calificativos infantiles de izquierda sobre la crisis financiera imperialista, que esperan sentados que el capitalismo se caiga "inevitablemente".
            Nada de eso sucederá sin la conciencia y la lucha de los pueblos.
            En lo que a nosotros nos involucra en nuestro país, debemos señalar la exacción que significa la fuga permanente de capitales de nuestra burguesía intermediaria y de los capitalistas que venden su patrimonio y que ya acumulan más de 150 mil millones de dólares en el exterior.
            Si el gobierno sigue actuando como hasta el presente, sentado en el superavit fiscal que ahora se le encogió, y renegociando las deudas con nuevos endeudamientos, nuevos vientos de rebelión soplarán cuando se mueva la mayoría silenciosa del pueblo y los trabajadores.