Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

recuperacion Socialista

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

LINEAS GENERALES

Sobre la Ciudad de Buenos Aires

Buenos Aires es una ciudad histórica, administrativa,  comercial, y es el gran centro cultural, científico, profesional y artístico del país. Es una ciudad donde predominan el comercio y los servicios, que en su mayor parte son administrados por la Nación.
Es el centro turístico por excelencia tanto del interior como del exterior.
En una superficie de 200 km2 viven  3 millones de habitantes y transitan por sus calles otros dos millones cada día. Si bien no disponemos de cifras, es evidente que “duermen” en Buenos Aires, varios centenares de miles de personas más de lo que indica el Censo, producto del trabajo transitorio, de los miles de personas que residen en el Gran Buenos Aires y que por razones de distancia se apiñan de lunes a viernes en la Capital Federal. Basta ver los barrios de Once, Constitución, Flores, y otros, con centenares de inquilinatos, “hoteles”, pensiones, etc. También se puede ver  los homeless en distintos lugares de la ciudad.
La Capital tiene aun grandes espacios vacios al suroeste y sectores de muy alta concentración edicilia y demografica al Nor, Noroeste. Así como grandes espacios abandonados como en Patricios, Pompeya, Barracas, etc., en la zona que fuera la concentración industrial del siglo pasado.
Es una ciudad arrinconada contra el río a diferencia de otras grandes metrópolis como San Pablo, México, etc. que son mediterráneas y se extienden hacia los 4 puntos cardinales.
La particularidad de Buenos Aires a diferencia de otras grandes capitales, es que está limitada al norte y al este por el Río y su estructura respecto al territorio nacional, es como un embudo donde convergen rutas, ferrocarriles y demás medios de transporte. Tiene un aeropuerto adentro y el internacional que le vuelca miles de personas por día.
Pero lo más importante es que su territorio está indisolublemente unido al gran conglomerado del Gran Buenos Aires que se extiende como una mancha hacia el sur, el oeste y el noroeste, con más de nueve millones de habitantes, en un minúsculo espacio territorial respecto al país de 2.770.000 kilómetros cuadrados. Esto condiciona prácticamente toda su autonomía superponiéndose con la Provincia y la Nación en casi todas las estructuras de su funcionamiento como Ciudad.

Es el resultado histórico de la formación  económica argentina, desde el control de la Aduana y representa el triunfo del modelo centralista, librecambista, contra el proyecto federal. La dependencia comercial de Gran Bretaña desde la década del '60 del siglo XIX hasta la década del '30 del siglo XX configuró su estructura y su arquitectura. Las oleadas inmigratorias de ambos siglos terminaron de estructurar su territorio urbano que es el que tenemos.
Es el resultado de un largo proceso histórico de concentración y centralización, económica y política desde el triunfo de aquella corriente en la larga guerra civil después de la independencia de España.
 Es obviamente, el centro político y económico donde se toman todas las decisiones y por lo tanto es el centro político más importante en términos cualitativos.

Actualmente sufre la presión de la enorme desocupación, especialmente del segundo cordón del Gran Buenos Aires.  Y no tiene posibilidades de crear fuentes de trabajo de gran concentración.
Está indisolublemente ligada al Gran Buenos Aires y sus problemas se realimentan con los de esas zonas demográficas. Basta ver la llegada de los ferrocarriles por la mañana a Constitución, Once y Retiro (y su distinta conformación social) para apreciar la presión demográfica que tiene Buenos Aires.

En síntesis, la resolución de sus grandes problemas (superconcentración, polución, infraestructura, servicios, etc.,) están absolutamente ligados a la solución de los grandes problemas económicos nacionales: la desocupación, y las secuelas de la desindustrialización creciente en los últimos 20 años.

 

  1. Como socialistas, para fijar una línea política para la Ciudad, hay que partir de las composición de clases de la Capital Federal, que tienen  diferente peso a las del conjunto del país:
  1. la existencia de una extendida capa social “intelectual”:  estudiantes universitarios, profesores, profesionales, artistas (músicos, actores, pintores, etc.), escritores, maestros, etc. etc. que nuclearía unas  300.000 familias radicadas en su mayoría en la Ciudad Buenos Aires o que viven en el primer cordón del GBA.
  2. La existencia de unos 300.000 obreros industriales (alimentación, gráficos, vestido, servicios, etc.) en parte, residentes fuera de la Capital Y unos 200.000 trabajadores del comercio y servicios..
  3. Una masa de jubilados muy extensa en cuya  composición social predominan mujeres de una historia  de “amas de casa”.
  4. Una numerosa capa social de pequeños y medianos comerciantes, pequeños negocios, cuentapropistas, oficios varios, transportistas, etc. Unas 100.000 personas.(estimación)
  5. Una configuración demográfico-social muy particular; extendida en su mayor concentración en la zona que va del Centro hacia el noroeste, Palermo, Nuñez, con una gran vinculación con la zona más rica a partir de Vicente López en el primer cordón del G.B.A. que trabaja en la Capital.
  6. Una masa muy grande de personas que ingresan a trabajar en Buenos Aires estimada en un millón y medio de personas (en el balance) cada día, trabajadores en su mayoría, pero que no forman parte del electorado de la Capital, pero que recibirán nuestro mensaje.

 

Sus reivindicaciones son obviamente de distinta clase:

a) Un amplio sector de la pequeña burguesía, tiene una demanda de mejor calidad de vida: la ciudad, el entorno, el medioambiente, la oferta cultural, el orden, la limpieza, la arquitectura, la imagen.

b) Una mayoría que trabaja en la ciudad, que camina la ciudad, mucho cuentapropista, comerciantes pequeños y medianos, trabajadores de cientos de oficios, jóvenes que hacen changas, etc., y el “nuevo rostro” de estos últimos 4 o 5 años: los sectores más pobres, que levantan la basura. Sus reivindicaciones son diferentes:  trabajo y condiciones mínimas de vivienda, son su principal demanda. Muchos miles se hacinan en modernos conventillos del Once, Constitución, Pompeya, San Telmo, etc., Son los hijos de las migraciones internas de los últimos años.

c) Y la seguridad, es una demanda común a todas las clases sociales.
 
 CREACION de FUENTES DE TRABAJO

Las posibilidades de crear trabajo dentro de la Capital Federal, son limitadas para un gobierno de la Ciudad y acotadas por cuanto la casi totalidad de su territorio está ocupada.

EL PRINCIPAL PROBLEMA

El principal problema de la Ciudad de Buenos Aires es la concentración que se ha producido en Buenos Aires debido al carácter del desarrollo económico deformado de la Argentina.
El Puerto de Buenos Aires es el principal para la importación. Esto crea un cuello de botella my grande.
El trazado de los ferrocarriles, las rutas de entrada a Buenos Aires es también un cuello de botella.
El principal movimiento de la gente por la Ciudad crea una concentración que dificulta todo. Toda el trazado de la ciudad es un “embudo” con foco en Plaza de Mayo.
De aquí que la principal consigna estructural es:  DESCENTRALIZAR, DESCONCENTRAR la Ciudad. Esto es, planificar un desarrollo que contemple progresivamente evitar el desplazamiento de personas y transporte, cada día, en forma convergente hacia el microcentro de Buenos Aires, buscando el desarrollo de las áreas sur y sur-oeste y desplazando hacia allí todo lo que se pueda desconcentrar de la actual estructura de servicios, oficinas públicas y privadas, centros culturales, etcétera.
Habría que crear en el Gobierno de la Ciudad, una Dirección que estudie la descentralización de todas las actividades que fueran posibles: bancos, oficinas públicas, comercios, Universidades, oficinas de impuestos, de las personas, de servicios, etc., que  permitirían descomprimir el centro de la ciudad y el movimiento del transporte, trasladándolo hacia la periferia de la Ciudad. Lo que a su vez permitiría desarrollar esos sectores.
Una excepción son  los Hospitales públicos están muy bien distribuidos en toda la geografía de la Capital.
Deberíamos unir nuestros objetivos de descentralizar con los de desarrollar el Sur y el Suroeste. El desarrollo de Puerto Madero, agravó la concentración.

Una política de desconcentración sólo podrá venir a partir de la  creación de mano de obra intensiva de la reindustrialización del país que deberá realizarse más allá del tercer cordón del GBA y en todas las provincias de acuerdo a un planeamiento nacional.
En el ámbito de la Ciudad de buenos Aires solo se deberían desarrollar industrias  sin chimeneas como la informática, la formación profesional, laboratorios de investigación científica y técnica, la industria del cine y otros desarrollos que no impliquen grandes movimientos de volúmenes de materiales.

No hay posibilidades de solucionar los graves problemas de tránsito, de vivienda, transporte, etc., de la Ciudad,  sin un cambio fundamental dirigido a descentralizar la actividad que genera la concentración.
Resultarán inútiles los desarrollos del subte, las playas de estacionamiento cerca de la General Paz, y otras "promesas electorales"  pues solo agravarán la concentración y centralización: hoy ya es imposible viajar en el subterráneo en las horas pico. También es infernal la entrada a la Ciudad y la salida por las autopistas en las horas pico; los accidentes se han multiplicado.
Hay proyectos como el de llevar el ferrocarril Sarmiento y otros en trinchera o paso a nivel en túnel, según lo aconseje la ingeniería, para agilizar el tránsito en forma transversal, pero es tan solo un paliativo.
Es imperioso desalentar la construcción en el Centro y barrios que ya están saturados  para no agudizar más la concentración y el alto costo de llevar el agua, el gas y la electricidad.

Desde el punto de vista de las políticas inmediatas debería atenderse “Primero la periferia, el sur y el suroeste” es decir, ocuparse de los barrios, de las calles, de los espacios abandonados, de crear mejores condiciones ambientales en zonas degradadas como N.Pompeya, Barracas, la Boca, Patricios, Lugano, etc., donde hay Parques sin terminar y zonas aún no aprovechadas como Flores Sur hacia el Autódromo. Este es un mensaje cuyo principal destinatario son las barriadas obreras y de clases medias empobrecidas, sin trabajo, etc.
Es una zona de construcciones bajas, donde es posible reestructurar manzanas creando nuevos y muchos espacios arbolados y nuevos Jardines Botánicos.
Se requiere una Policía Municipal que fiscalice y organice el tránsito en la Ciudad.
Rescatar el acceso al Río evitando su privatización

  1.  
  2. No habrá solución estructural de los problemas de Buenos Aires sin un cambio sustancial del Modelo económico neoliberal que reindustrialice el país (lejos de la Ciudad de buenos Aires) y logre un desarrollo armónico, y se detenga el flujo de personas hacia la Ciudad que está recibiendo gran cantidad de turistas.
  3. Alemania tiene 70 millones de habitantes y ninguna ciudad pasa de los 3 millones de habitantes, tampoco  España o Italia.  Ni Londres tiene la concentración demográfica de la Ciudad y el Gran Buenos Aires.
  4.  

 

Se requiere,  nuevamente del trazado de un Plan Maestro, como el que existió en la década del ’60 elaborado por la Sociedad de Arquitectos y el Centro de Ingenieros y que se “extravió”.

CONCLUSIONES

Buenos Aires es por razones históricas y por el caracter del desarrollo económico de la Argentina, luego del triunfo hegemónico de la política liberal desde 1870 en adelante, una Ciudad histórica cultural, administartiva, turística, artística, profesional y centro de las decisiones políticas y económicas de la Argentina. Aquí convergen todos los argentinos y fue en diversos tramos de su historia, el centro de la convergencia de las migraciones internas así como lo fue de la inmigración.
Esta es una ciudad a la que, como dijeron los socialistas, la oligarquía transformó torneros, mecánicos, técnicos, matriceros, etc., de Europa, en choferes, cocineros, capataces, vendedores ambulantes, etcétera, por el tipo de desarrollo que impuso la oligarquía terrateniente y la clase oligárquica rentística que dominó el poder en la Argentina.
Es una ciudad cultural por excelencia donde reside toda la creación y las manifestaciones artísticas, intelectuales de todo tipo.
Es una ciudad turística que recibe entre 2 y 4 millones de personas al año, de toda América, y el mundo.
Es una ciudad comercial y de servicios para atender ese conglomerado urbano que se desplaza todos los días.
Es una ciudad administrativa, sede de los principales Bancos, Universidades, etc.
Es también una ciudad donde residen los más importantes centros científicos, médicos, tecnológicos, etc., de la Argentina.
Es la ciudad donde los socialistas llegaron a ser la primera fuerza y donde ganó Alfredo Palacios en 1961.

Por lo tanto, cualquier proyecto, o cualquier programa de las fuerzas que compiten por la Jefatura de Gobierno que no tenga en cuenta esta realidad, serán simples programas electoralistas.