LA SITUACION MUNDIAL

El Papa, el Imperialismo y los Fondos Buitres

Julio 2014

               El 12 de Junio el Papa Bergoglio dijo que el sistema económico mundial “ya no se aguanta;  es un sistema que para sobrevivir debe hacer la guerra”. Esos días la situación en Irak se agravaba y las superpotencias tanto por Irak como por Ucrania, se enfrentaban como en los “mejores” tiempos  de la guerra fría. La industria de armamentos revitalizaba la economía de los Estados Unidos, Inglaterra y la NATO.

               El Papa hizo una definición socialista: el imperialismo y la lucha de las  potencias  por dominios definen la supremacía por la guerra.  Ha recordado el desmembramiento de Yugoeslavia donde el Papa Juan Pablo II había apoyado  la separación de Croacia (católica) y bendijo los bombardeos de la NATO. 

               El Papa ha “metido mano” en el Banco del Vaticano y le han respondido con retiros crecientes de fondos los Berlusconi de toda Italia. Es la globalización imperialista la que enfrenta  Francisco.

               El Papa ha intervenido para llegar a un acuerdo en la cuestión de Palestina. Y a menos de 20 días de lograr la foto entre los presidentes de Israel y Palestina, se ha vuelto a encender la guerra y las represalias israelíes matando mujeres y niños en Gaza.

 La guerra en Siria y nuevamente en Libia  continúa lacerando a sus pueblos  mientras Rusia y China apoyan a Assad y la NATO arma a la resistencia.  En Irak después de 10 años de intervención militar norteamericana y británica ha recrudecido la guerra civil basada en las diferencias ancestrales entre los Chiitas (del gobierno prooccidental de Irak) y los Sunnitas del ex  dictador Sadam Hussein en cuyo seno han aparecido los jihadistas . Los nuevos grupos fundamentalistas ocupan territorio iraquí y se han apoderado del petróleo de Mosul.

Las superpotencias se enfrentan, “respetando”  sus respectivas zonas de influencia. La alianza de Rusia con China opuesta a la occidental,  se basa en los acuerdos estratégicos que han firmado en materia energética que garantizan a China su base industrial.

               La situación en Ucrania se agudiza y se tensan las relaciones entre Rusia y la Unión Europea. En Nigeria se agrava la guerra civil y la corrupción del gobierno .

               La crisis de los sin tierra y sin vivienda se agudiza en Brasil después que han invertido sumas colosales en estadios de fútbol.

 

               En España la abdicación del “Rey” Juan Carlos, el cazador de elefantes en Bostwana abdicaba para salvar algo de la monarquía re entronizada por el fascista Franco. Las manifestaciones populares en la mayor parte de España reclamaban un nuevo plebiscito que votara República o Monarquía, como en el año 1931 que rigió hasta el triunfo fascista en la guerra civil. En el seno del Partido que aun conserva el nombre de Socialista Obrero, se abrieron diputados que rechazan la monarquía y exigen un referéndum. La Socialdemocracia española de Ruibalcaba en retirada  como la Socialdemocracia alemana, cogobiernan  con las  derechas, con la diferencia que el capitalismo español –dominado por la gran industria alemana- se “recupera” con 20 millones de desocupados.

 La Izquierda Unida, (cuyo partido comunista claudicó en el Pacto de la Moncloa) ha rechazado (indirectamente) la continuidad de la monarquía de Felipe  a quien ya se lo llama “el Breve”.  Y la amenaza de Catalunya de separarse de Madrid, parece hacerse realidad.

               Y el último escándalo acaba de suceder. Nuevamente la CIA se ha metido en las narices del gobierno alemán, y se ha revelado que lo ha espiado con espías dobles de Alemania. Merkel ha expulsado al embajador de la CIA en Berlín. La alianza anglo-norteamericana pega fuerte en el corazón de la Unión Europea continental.

                

              

En Argentina

               El Gobierno ha debido claudicar ante las “reglas” impuestas por el sistema capitalista globalizado, que dirigen los Bancos y las grandes Corporaciones industriales de los 7 países industrializados. Corporaciones que dominan lo principal de la producción en Argentina: automotriz, petroquímica, la exportación, los productos de consumo masivo, comunicaciones, etc. etc.  y los Bancos, constituyendo la mayor parte del PBI.

               Los escasés de divisas, resultado de los pagos de bonos y deuda externa han disminuido las reservas y han llevado al gobierno a pagar al Club de París cerca de 10.000 millones de dólares. Las deudas se acumulan como las comprometidas con China de más de 3.500 millones de dólares en adquisición de trenes para el corredor metropolitano, así como el Gobierno de la ciudad para los subterráneos y la adquisición de gas y combustibles.

 

Los Fondos Buitres

               La decisión  de los Estados Unidos refleja la naturaleza de la globalización financiera y el sistema imperialista basado en el control mundial por la Corporación financiera, bancaria e industrial de las grandes potencias.

               El Gobierno y la oposición liberal y neoliberal  han coincidido en lo fundamental: hay que pagar a los buitres. Se diferencian hipócritamente en la forma de hacerlo. La posición en el Congreso –salvo honrosas excepciones -  muestra una claudicación más frente al poder de la globalización financiera.  El Banco Central ha estimado que hay 200.000 millones de dólares en el exterior, en el colchón, en bancos nacionales o extranjeros generados en los últimos20 años. Ello se explica por las superganancias obtenidas por los sectores privados (“la levantan en pala” supo decir un día la Presidenta) y la deuda externa crece. Pagaremos el doble por Repsol, por el Club de París y firmaremos pagarle por los fondos buitres con más deuda.

               La corrupción revelada en el caso Boudou es grave. Hay Bancos comprometidos y grupos como el Macro de Britos y el grupo  Moneta que no son investigados aún por el juez Lijo.

               Hay dinero del narcotráfico en Nordelta y en Puerto Madero, en nuevos emprendimientos inmobiliarios sofisticados en diversos puntos del país, no solo en la Región Metropolitana. La corrupción ya es sistémica.

               Los jueces se clasifican y dividen como lo hacen las distintas expresiones políticas y el gobierno avanza en colocar jueces amigos. Los juicios duran años y es improbable que los juicios contra el vicepresidente, avancen.  Hay 750 causas por corrupción y enriquecimiento incompatible con la función pública y centenares de ilícitos. No hay aparato judicial que pueda resolverlos. Algunos llevan una década en el procedimiento de las causas.

               La crisis institucional tiene causas económicas y delictivas que dividen aún a las mismas fuerzas del gobierno.

               Los Fondos Buitres alumbraron las contradicciones entre un discurso nacional y popular y la realidad: Chevrón, la extensión de la concesión de Cerro Dragón, el pago al Club de París, la dependencia industrial de China y  la crisis energética, son las caras visibles del doble discurso del  Gobierno.

               Mientras tanto, ya  se puso en marcha la rueda de candidatos para el 2015 que desarrollan distintos modelos de marketing político y ninguna propuesta programática sobre los ejes fundamentales de la crisis estructural argentina.-