Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

REPUBLICA POPULAR CHINA
El Congreso del Partido “Comunista”
La marcha hacia el Capitalismo global
Xi Jinpong y Li Kequiang
Diciembre 2012

Germán Muller- Noviembre 2012 para Socialismo Argentino.

 

            Ríos de tinta han comenzado a escribirse sobre la realización del Congreso del Partido Comunista Chino y sus resoluciones y cambio de dirigentes. Habría que desbrozar la maleza de los escritos y los análisis de todos los medios periodísticos, enviados especiales, “sinólogos” de occidente, pero es preferible esperar que decante la hojarasca y que las primeras medidas de los nuevos dirigentes del Partido,  del Ejército y el Gobierno, muestren sus tendencias.
            Las primeras apreciaciones de los informes, que generalmente provienen de los servicios secretos ingleses y de los Estados Unidos, que reportan a las multinacionales o las corporaciones del petróleo, las exportadoras de granos, y la minería, y de los que se hacen eco diarios como La Nación, califican a los sectores en “reformistas” o “conservadores”.
            Los primeros son los más favorables a profundizar el capitalismo global y privatizar las principales empresas estatales que hegemonizan la economía china. Serían los más “menemistas chinos”. A los “conservadores” los definen como cercanos al maoísmo, quienes tendrían una mayoría de 4 a 3 en el Politburó del Partido. Organismo clave del Poder que define las orientaciones fundamentales de la política y la economía china.
            Los informes indican que hay al menos 150 millones de personas en el escalón de indigencia que “viven” con un dólar por día. En el otro extremo miles de millonarios (las cifras difieren) lo que demuestra que el capitalismo muestra sus primeros resultados desde que se Teng Siao Ping inició las reformas.
            Otros informes señalan que algunos dirigentes que dejan su cargo, han pedido ser investigados en sus fortunas personales, ante las denuncias de medios de prensa de Estados Unidos, como es el caso de Chen Tonghai , ex jefe de la petrolera estatal Sinopec quien habría acumulado  28 millones en sobornos. Otro caso fue el de Bo Xilai a quien se calificaba de pro maoísta en la provincia que gobernaba, cuya esposa habría asesinado a un agente inglés con el que realizaban negocios.
            El periodista Zhu Ruifeng de Beijín ha reportado en Internet más de 100 casos de corrupción, de ellos un funcionario de Hunán con 19 millones de dólares en activos inexplicados;  también el Director Nacional de la energía  Liu Tienen ha sido acusado.
            La mayoría de los informes señalan que el Congreso del Partido analizó el problema de la corrupción y que el presidente saliente ha dicho que si no se combate la corrupción, tanto el Partido como la misma China, corren el riesgo de una grave crisis.
            Simultáneamente se ha denunciado que hay centenares o miles de protestas y pequeñas rebeliones en fábricas y en el campo sobre las condiciones de superexplotación de los trabajadores.
            Otras cifras indican la existencia de 700 millones de personas pobres con entradas de entre 200 y 300 dólares mensuales.
            El cambio fundamental de este Congreso  según se ha informado, es que la nueva nomenclatura china dará prioridad a partir de ahora, al mercado interno en las inversiones de las empresas del Estado.
            Las empresas del Estado son aún mayoría en la siderurgia, el petróleo,  los bancos, las compañías de la energía, la de armamentos obviamente, la industria naval, minera, todas las cuales contratan empresas privadas, donde se generan los principales negocios y donde la corrupción se generaliza.
            Con motivo de la crisis del año 2008 el Estado chino invirtió 800.000 millones de dólares en obras públicas. Se está completando la gigantesca represa de las 7 bocas en el rio Yangtsé. Se construye un acueducto de 4.500 kilómetros para llevar agua a Beijín o Peking.
Se ha finalizado la construcción de un gasoducto de 8.000 kilómetros.
            Se construyen nuevas líneas ferroviarias que beneficiarán las zonas campesinas además de innumerables obras de infraestructura en su territorio.
            En el 2013 las inversiones en ferrocarriles totalizarán US$ 103.000 millones (Agencia Xinhua) equivalentes a 5.000 nuevos kilómetros. China tiene ahora una red ferroviaria de 98.000 kilómetros, de los cuales más de 9.000 son de trenes de alta velocidad, la más extensa del mundo.   Eso le permitió a China dar trabajo a cientos de miles de  desocupados de las industrias de la exportación, que volvían a sus aldeas o ciudades campesinas.
            Si se da prioridad al mercado interno, la economía han dicho debería crecer al 7% anual.
            Por otra parte continuará demandando los recursos vitales para su crecimiento, como el mineral de hierro de Brasil, con quien ha surgido un problema por cuanto Brasil hizo construir gran cantidad de buques de carga de mineral de hierro, de mas de 300 metros, los mas grandes del mundo y ahora la industria naval china, estatal, entró en crisis. Mientras, crece la explotación del mineral de hierro de la empresa Vale (que exporta el 16% de todas las exportaciones de Brasil) deforestando en la zona de Carajá, en Pará.
            Continuará importando petróleo, cobre, y todos los metales como el litio que demanda su industria. Pero es probable que disminuya poco a poco la importación de aceite de soja debido a que sigue construyendo procesadoras propias para el poroto de soja que continuará importando.
            Pero a pesar de las informaciones es difícil conocer todos los cambios que están sucediendo en las grandes ciudades chinas como Shangai, Shenzen o Beijin donde se concentra la riqueza y las clases sociales de la gran burguesía que se ha gestado desde la iniciación de su camino al capitalismo.
            A pesar de que existe la pena de muerte para delitos económicos, y que se cumple, la corrupción y la rapiña son moneda corriente. Es la acumulación primitiva acelerada del capitalismo de esta época en China.
            Comienzan a conocerse algunos multimillonarios como en Rusia, donde el paradigma del capitalismo surgido en los 90 es el famoso Abramovich dueño del Chelsea y de enormes posesiones, entre ellas, del yate privado más grande del mundo de un valor de 300 millones de dólares.
            La acumulación “primitiva” del capitalismo que ha sido estudiada por los economistas del siglo XIX y XX en Occidente, debería ser materia de estudio en las Universidades de Ciencias Económicas. Porque desde el fin del feudalismo no hubo una experiencia histórica como la actual en la construcción del capitalismo en Rusia en diez años, fruto del traspaso de miles de empresas del Estado a nuevos capitalistas.

            En el plano institucional no hay cambios. Toda la prensa occidental ha “marcado” las diferencias entre la elección de Obama y la del presidente chino. La primera fue “democrática” la segunda, bajo una dictadura.
            La primera del presidente del Estado más poderoso del mundo aún, donde el poder real lo ejerce el “complejo militar industrial” como lo definiera el ex presidente  Eisenhower. (*)
            En China, el Partido es aún la cúpula de un Estado capitalista “mixto”  con un enorme poder de la economía en manos del Estado aún, a diferencia de los Estados Unidos (y Alemania, Reino Unido, Francia, etc.) en transición, no se sabe muy bien si a un nuevo imperialismo global u otro modelo desconocido.

            Los nuevos dirigentes del Partido Comunista Chino actual, son hijos de la Revolución Cultural. Sus padres fueron actores activos y algunos, son hijos de los revolucionarios maoístas   que lucharon contra el imperialismo japonés y el Ejército del Kuomingtan dirigido por Chiang Kai Shek, el dirigente que traicionó la República de Sun Yat Sen y Ching Ling, y se subordinó al imperialismo norteamericano luego de la derrota del Japón.
            Durante la Revolución “Cultural” china, que fue una “revolución dentro de la Revolución china”,  las fuerzas revisionistas emergieron y finalmente se impusieron a las maoístas. Mao Tse Tung había denunciado en el año 1960 en su famosa Carta al Partido Comunista de la Unión Soviética, que el camino que ésta había tomado, la llevaba directamente a la restauración del capitalismo.-
            En la década que se inicia en este Congreso del PCChino se verá qué línea prevalece.
            No hay que olvidar que los 600 millones o más de campesinos, son hijos y nietos de aquellos cientos de miles que pelearon bajo la dirección de Mao Tse Tung contra el imperialismo japonés y el Kuomingtan de Chiang Kai Sek.
            China es un nuevo imperialismo con rasgos diferentes de los viejos imperialismos colonialistas del siglo XIX y XX.  China no tuvo colonias y su expansión en el mundo se basa en la adquisición de materias primas y recursos naturales y la exportación de productos industriales, equipos, maquinarias de todo tipo, ferrocarriles y armamento. Produce más de 500 millones de toneladas de granos y cereales y es deficitaria solamente en soja, y maíz en menor escala. Sus Bancos son estatales y el mayor de ellos el ICBC es el 6º entre los 1.000 Bancos más grandes del mundo y ya se ha establecido en 38 países. Están en Brasil  y por establecerse en México. En Argentina compró el 80% del Standard Bank (ex Banco Boston) y su estrategia es comercial: ofrece créditos para la financiación de compras de productos industriales chinos.
            Su presidente, Jiang Jianqing es a la vez miembro suplente del Comité Central del Partido Comunista chino. Un banquero “comunista”.-
                       
           
* John Galbraith