Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

r

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

EUROPA  EUROPA
Enero 2012

            Europa Europa es un canal que exhibe péliculas del cine europeo muy buenas. Pero queremos referirnos aquí a algo que no es una película sino a los acontecimientos que suceden en Europa desde comienzos del año 2011 que han sido analizados por numerosos economistas, políticos, periodistas, etc., tratando de explicar las causas de lo que llaman la crisis del Euro.
           
            “Es necesario eliminar las cláusulas de indexación automática de los salarios y potenciar los convenios a nivel de empresa a fin de que los salarios y las condiciones laborales puedan adaptarse a las necesidades específicas de las empresas. (sic) Estas medidas deberían ir acompañadas de reformas estructurales, particularmente en los servicios y, en los casos en que resulte apropiado, la privatización de los servicios suministrados actualmente por el sector público, facilitando con ello el crecimiento de la productividad y apoyando la competitividad.” (8/09/11)

            La frasesita pertenece a Jean-Claude Trichet presidente del Banco Central Europeo instalado en Frankfurt, la capital del capital alemán, sede del Deutsche Bank, del Commerzbank y el Dresdnerbank, la ciudad de los bancos llamada también Bankfurt.
            La crisis económica europea que castiga principalmente a Grecia, Portugal, Irlanda, España, Italia y a la Gran Bretaña, y que se extiende a algunos países del Este europeo, han tenido un común denominador. A semejanza de los Estados Unidos cuya economía ha vuelto a crecer con 8 millones de trabajadores menos en el paro, en los países europeos mencionados, el desempleo es también la primera variante de ajuste del sistema.
            Alemania goza sin embargo del menor índice de desocupación desde la reunificación. Y existe una demanda de mano de obra en áreas sensibles como salud pública.
            La baja de las jubilaciones, el aumento de los aranceles de la educación y la salud pública, el congelamiento de salarios en la administración pública y una nueva onda de privatizaciones de servicios públicos, son las primeras medidas adoptadas por Gran Bretaña, Grecia, España e Italia
                        En términos de la crítica de la economía política, significa un aumento en la extracción de plusvalía absoluta por cuanto se produce un aumento en la producción con menos mano de obra, y por otra, plusvalía relativa por la incorporación de nueva tecnología. Y también lo es por la “flexibilización” laboral, que implica la transitoriedad en el empleo.
            Como en toda crisis cíclica del capitalismo desarrollado, es  el desempleo junto con una nueva incorporación de tecnología lo que le permite al capitalismo, volver a dar un salto en la producción de bienes.

            Los países del Euro que más se beneficiaron con la moneda única fueron alemanes y franceses. A la caída de la URSS y los países del este europeo, aquellos se adueñaron de toda la industria automotor, aeronáutica, producción de maquinas-herramientas, y de todo lo que tiene que ver con alta tecnología. Siemens en la generación eléctrica, Tysen-Krupp, las químicas Basf, Bayer y otros “íconos” del potencial industrial alemán, son ahora los “panzer” que se extienden por toda Europa.
            En Argentina, dichas empresas controlan gran parte de esos sectores de la economía.

            El Estado de Bienestar que supo crear la Socialdemocracia europea en la segunda postguerra se fue cayendo en Gran Bretaña, Francia, Italia, España, y en menor medida en Alemania, y los países nórdicos. La Socialdemocracia fue adoptando las recetas del liberalismo y los gobiernos “socialistas” fueron cayendo uno a uno. Los “socialistas” Papandreu, Zapatero y otros  claudicaron ante las redes bancarias y financieras que acumularon gigantescas reservas de capital a costa de los trabajadores. La Internacional “Socialista” que era presidida por Tony Blair y luego por los portugueses, se llamó a silencio. No tuvieron respuesta alternativa al capitalismo luego que abandonaron a los clásicos del Socialismo.
             Los fondos financieros que “trabajan” los aportes jubilatorios de los trabajadores están sentados en una montañas de deuda de los Estados y ahora pasaron la factura a los países endeudados.
            Pero lo que no está en crisis es la NATO y la poderosa industria armamentista que endeudó a Grecia y España por ejemplo y que ejerce el monopolio de la fuerza armada en las acciones militares de su “patio trasero”. 

            El Banco Central Europeo es independiente. Según el Tratado de Maastricht: “Ni el BCE ni los bancos centrales nacionales, ni ninguno de los miembros de sus órganos rectores podrán solicitar o aceptar instrucciones de las instituciones u organismos comunitarios, ni de los Gobiernos de los Estados miembros, ni de ningún otro órgano”. Clarito, la patria financiera con disciplina prusiana.
            Ahora, el nuevo presidente del BCE (ver Recuadro) es Draghi vicepresidente de Goldman Sachs y Otmar Issing, economista jefe del BCE se convirtió en asesor internacional de Goldman Sachs. Weber, ex presidente del Bundesban y representante de Alemania en el Consejo de Gobernadores del BCE, devino en vicepresidente del poderoso banco suizo UBS, sospechado de favorecer evasiones fiscales. El reemplazante de Berlusconi, Monti, trabajó para la Goldman Sachs y  es uno de los directores del banco italiano que posee más bonos de la deuda del gobierno italiano. También el nuevo primer ministro de Grecia pertenecía al grupo financiero.
            Es un proceso similar al de EE.UU. y Gran Bretaña. Los grupos financieros, Bancos y Fondos de Inversión, constituyen la cúpula del capitalismo globalizado, y como dice Sarkozy: “la interdependencia de las redes bancarias y financieras se desarrollaron como un telón de fondo de una crisis de deuda sin precedentes en la historia del mundo. Sin dramatizar dije que estábamos al borde del precipicio.”
            Cada crisis cíclica del capitalismo ilumina las predicciones de los socialistas clásicos de inicios del siglo XX que señalaron ya en la mitad del siglo XIX la concentración que provocaría la fusión del capital industrial y financiero, y que tuviera su concreción  universal en la década de los ’90.


RECUADRO

El Banco Central Europeo

            Fue creado en 1998 para “mantener la estabilidad de precios y sostener las políticas económicas generales en la comunidad conforme al principio de una economía de mercado abierta y de libre competencia”
            El BCE está encargado de la acuñación de la moneda que circula en el seno de los 17 países de la zona euro y concede los créditos a los bancos de la región.
            En la primavera europea del 2010, el BCE compró títulos de las deudas públicas griega e irlandesa; a fines de 2010 y comienzos de 2011 adquirió bonos italianos. En Octubre de 2011 alcanzaban un monto total de 165.000 millones de euros (contra 74.000 millones en agosto 2011.
            Este endeudamiento provocó la debacle que llevó a las decisiones impulsadas por Alemania  y Francia que aportan la mayor parte del capital, el pasado 9 de diciembre.
            Hacia fines de diciembre del año pasado, el BCE distribuía entre más de 500 Bancos europeos, una nueva masa de capital, gran parte de la cual se reciclará en una bicicleta financiera.
            Los analistas señalan que llevará dos o tres años en los países endeudados hasta lograr el  equilibrio fiscal y las reglas presupuestarias.
            Otros analistas consideran inevitable la “salida” del Euro de algunos países.