Partido Socialista Argentino              por el Frente Popular

r

Buenos Aires- Primera Edición: 1º de Mayo 2007 

 

Capitalismo avanzado II
Apoteosis del Capitalismo de Estados Unidos

            El analista Jorge Castro vuelve a ratificar el 5 de Febrero pasado en un lúcido análisis, la recuperación  del capitalismo  norteamericano pasado en la “innovación y la producción manufacturera de alta tecnología.” (Clarín, pag. 33)
            “El producto industrial norteamericano –afirma- fue 30% superior en 2011 con respecto al de 2000, pero utilizó 1/3 menos de fuerza de trabajo. El pico del empleo industrial se alcanzó en 1979 (19,6 millones de trabajadores); ahora son 11,8 millones (40% menos).”
            “Lo que ha ocurrido es uno de los saltos de productividad más extraordinarios de lal historia del capitalismo”. (subrayado de Jorge Castro).
            Continúa Castro: “Conviene precisar que de los 11,8 millones de trabajadores industriales que quedan en EE.UU., sólo 4,5 millones integran las líneas de montaje y producción directa; el resto cumplen tareas de diseño, marketing, vínculo con proveedores y clientes, financiamiento y planeamiento estratégico.”
            “Prácticamente todas las compañías manufactureras, medianas y  pequeñas incluidas, son transnacionales. Realizan en el exterior partes significativas de su producción (China o México principalmente), donde sus costos pueden ser hasta 80% menores que los norteamericanos. La industria trabajo-intensiva y de bajo valor agregado ha desaparecido de EE.UU..”
            “El nivel de ganancias de las empresas norteamericanas es el más alto de los últimos 70 años (=7% del PBI). Las firmas altamente rentables  se expanden por necesidad, a través de un doble movimiento de concentración y trasnacionalización. Esta es la lógica de la acumulación capitalista.” (subrayado J.C.)

            Los datos que aporta el analista Jorge Castro es una expresión más del desarrollo capitalista que se opera desde la culminación de la etapa de globalización industria-financiera de los ’90. Expresa nítidamente la forma en que se “superan” las crisis cíclicas del capitalismo: 8 millones de trabajadores menos que se integran a los más de 40 millones de personas que viven debajo de la línea de pobreza en los Estados Unidos.
            Son también los 23 millones de desempleados en la Unión Europea (sólo en España 5 millones).
            Es una categórica y “admirable” capacidad que posee el capitalismo desarrollado para innovar en ciencia y tecnología y derivar hacia las factorías industriales la manufactura que requiere mano de obra  donde el salario  promedio va desde 5 veces menos en países de mediano desarrollo (como Brasil, México o Argentina) hasta 100 veces menos en factorías de la India, Taiwán, Indonesia, China y  otros países.
            No se informa sin embargo de sectores industriales como la industria de guerra donde los EE.UU. marcha también a la vanguardia de la producción armamentista, seguida lejos, por Rusia, Francia, Reino Unido, y últimamente Japón y Alemania.  El Reino Unido ha mostrado su última joya, un super buque misilístico capaz de cubrir 400 kilómetros a su alrededor que costó la módica suma de 1.500 millones de dólares y que se encuentra ya en nuestras Malvinas.
            Las evidencias que presenta Castro para ensalzar al capitalismo son precisamente las manifestaciones de las leyes de la concentración capitalista en la época de la globalización industrial y financiera que fuera prevista por Marx a mediados del siglo XIX y continuada después por los teóricos socialistas y por la obra clásica de Lenin (de 1914/15) “El imperialismo, fase superior del capitalismo”.